Hace unos días tuve la oportunidad de visitar algunas de las provincias de Castilla y León.

Esta ruta en coche por Castilla y León está pensada para conocer en un fin de semana largo los lugares más emblemáticos de cada lugar, y te llevarás una idea muy clara de los encantos de esta comunidad.

En esta ocasión visité las capitales de Burgos, León y Valladolid, pero también pude conocer algunos rincones de la provincia como la villa Ducal de Lerma, la episcopal Astorga y uno de los pueblos, merecidamente catalogados, como de los más bonitos de España; Castrillo de los Polvazares.

Comenzamos la ruta por la villa cortesana y conventual de Lerma

Lerma

Lerma es una ciudad con una larga e interesante historia que tuvo su máximo esplendor en el siglo XVII.

Hoy en día impresiona su Plaza mayor, una de las mayores de España, en ella se ubicaba el Palacio Ducal donde actualmente se encuentra el Parador nacional.
En esta plaza se celebraba el corral de comedias, la lidia de toros a caballo y otros juegos de la época como el juego de cañas y mogigangas, incluso Lope de Vega o Góngora acudían a Lerma a representar sus obras teatrales en la Plaza.

Además de sus calles medievales, repletas de casas originales, conventos e iglesias, Lerma es un lugar ideal para comenzar a probar la gastronomía de la zona en uno de sus acogedores asadores.
Mi recomendación: el Asador de Lerma, donde encontrarás productos muy típicos como la morcilla de burgos, la cecina de vaca o el lechazo. También tienen en su menú productos de la huerta y el mar.

Muy cerca de Lerma se encuentran las Bodegas Portia

Bodegas Portia

 

Bodegas Portia es una bodega diseñada por el prestigioso estudio de arquitectura de Norman Foster.

Un edificio de vanguardia en el corazón de la Ribera del Duero. Aquí puedes vivir una experiencia inolvidable que aúna arquitectura, arte, gastronomía y reconocidos vinos: Roble, Crianza, Prima, Triennia y verdejo Rueda.

En su visita guiada puedes conocer su elaboración y muchas de las curiosidades que rodean al mundo del vino e incluso disfrutar de su maridaje en su restaurante Triennia Gastrobar.

Dónde dormir en Burgos

A estas alturas de la tarde lo mejor era llegar a Burgos para descansar y seguir el viaje al día siguiente, en esta ocasión me alojé en el Hotel Silken Gran Teatro, un hotel de cuatro estrellas, moderno, confortable y muy céntrico. Puedes verlo y hacer tu reserva desde este ENLACE.

Burgos

Ya conocía esta ciudad porque tuve ocasión de visitarla en el Fin de semana cidiano, la fiesta medieval donde Burgos se rinde a la figura del Cid campeador, puedes ver de qué te hablo en el artículo que escribí sobre esta fiesta.

De todas formas visitar Burgos y su casco histórico siempre es apetecible.

Impresionante su catedral; un templo de origen románico que terminó siendo una increíble obra construida en más de cuarenta años con arquitectos y maestros franceses siguiendo el modelo de Notre Damme, en París, o las de Reims, Amiens, logrando para Castilla y León la primera catedral gótica de la Península.

El casco histórico de Burgos encierra rincones de arquitectura civil y religiosa, monasterios, iglesias, calles con mucha historia. Pero mis lugares preferidos son el paseo del espolón y las vistas de la ciudad desde su castillo, al que puedes llegar facilmente con una escalera bastante fácil y cómoda. Arriba te esperan las vistas de la ciudad en un bonito mirador y un restaurante acristalado donde comer o tomar una copa con vistas a la ciudad.

En Burgos, pudes optar por tomar unas tapas en algunas de sus tabernas y bares o más formal en algún restaurante. Es muy típico en Burgos ir a comer las papas bravas y los mejillones de La Mejillonera, y para comer en esta ocasión comimos en el Restaurante Pancho, te lo aconsejo, gastronomía de la zona a muy buen precio.

Dónde dormir en León

Tras el almuerzo continuamos camino hacia León , en esta ciudad mi alojamiento fue en el Hotel AC León San Antonio, está ubicado a un corto paseo de los principales puntos de interés turístico del centro de León, este alojamiento dispone de desayuno tipo buffet y alberga el bar de tapas AC Lounge. Además, el restaurante de cocina local La Fábrica está a menos de 100 metros. Puedes verlo y reservarlo en este ENLACE.

León

León es una ciudad para pasearla, conserva muestras de las antiguas murallas romanas que la protegieron en tiempos más belicosos.
En el entorno de la Catedral algunas de las zonas han sido peatonalizadas, convirtiéndolas en espacios más cómodos para el viandante. Ciudad con mucha historia, puedes visitar lugares como la Catedral de Santa María, la Basílica de San Isidro o la Iglesia y Parador Hostal de San Marcos. En cuanto a la arquitectura civil la Casa Botines es una de las obras más conocidas del magnífico Gaudí.

Si quieres conocer algunas curiosidades de la Catedral de León no te pierdas el artículo que escribí sobre ella.

Después de pasar la noche en León continuamos nuestra ruta en coche por Castilla y León hacia la ciudad episcopal de Astorga.

Astorga

 

En la ciudad de Astorga hay dos cosas que desde mi punto de vista son imprescindibles, una tiene que ver con la arquitectura y la otra con la gastronomía.
Nada más cruzar las puertas de sus murallas te encontrarás un magnífico y original edificio del arquitecto Gaudí: El Palacio Episcopal de Astorga, si bonito es por fuera, más lo es aún por dentro. Si tienes ocasión no dejes de visitarlo. Esta obra pertenece al período neogótico de Gaudí, etapa en la que el arquitecto se inspiró en el arte gótico medieval de forma libre y personal, intentando mejorar sus soluciones estructurales. Está catalogado como Bien de interés cultural.

La segunda cosa que no debes perderte es probar algunas de sus especialidades: los postres y dulces, sus famosísimas mantecadas ,los ricos hojaldres, el tradicional chocolate para “hacer a la taza” o los merles.

Las cajilleras

La primera referencia escrita que se hace de las mantecadas, data del año 1805 o anterior y posiblemente ligado a los dulces y la repostería de los monasterios femeninos de la ciudad. Como dato curioso, las mantecadas se presentan en las típicas “cajillas de papel” que son elaboradas a mano por las “cajilleras” oficio tradicionalmente desarrollado por mujeres que pervive aún hoy en la ciudad y se siguen elaborando con los mismos productos de calidad.

En esta ocasión para desgustar la cocina maragata, nos dirijimos a Castrillo de los Polvazares para conocer su típico y contundente cocido maragato.

Castrillo de los Polvazares

Este pueblo está considerado como uno de los más bonitos de España, parece que en él se hubiera parado el tiempo, sus casas cosntruidas en un bonito ladrillo rojo contrastan con sus bonitas puertas pintadas en distintos colores, azul, malva, rojo… enmarcadas en blanco lo que hacen un contraste precioso.
Mi recomendación el Restaurante Cuca la Vaina, pero cualquiera de los restaurantes de Castrillo de los Polvazares es un buen lugar.

Cocido Maragato

Su degustación se inicia con siete tipos de carne, tanto de cerdo, como de pollo y de ternera, a continuación los garbanzos que suelen ser de la variedad conocida como “pico de pardal “ y que, a su vez, van acompañados por patata y berza. Se termina con la sopa y el postre de natillas con una especie de bizcocho denominado “roscón”

Para digerir este contundente alnuerzo nada mejor que pasear por las calles y entorno de Castrillo de Polvazares.

Aún nos queda tiempo para pasar por las afueras de Toro y visitar la fábrica de quesos artesanos Chillón, con degustación incluida. Una visita muy interesante para conocer el museo de este oficio tan artesanal.

Nuestra última noche la pasamos en Valladolid, en esta ocasión mi alojamiento fue en el Hotel NH Balago, a unos 20/25 minutos andando del centro de la ciudad, puedes verlo y reservarlo en el siguiente Enlace.

Tras el desayuno hicimos una visita a Cigales para visitar la Bodega Museum, donde disfrutamos de una cata y degustación de productos típicos. El origen de la Finca Museum es consecuencia de la expansión del Grupo Barón de Ley fuera de La Rioja, su territorio de origen.

Buscando zonas vinícolas donde fuera posible mantener una correcta relación calidad-precio, el Grupo pueblo a pueblo, plaza a plaza, preguntando a cada lugareño, dio finalmente con un singular viñedo sobre el que levantar una espectacular bodega que hoy lleva por nombre Finca Museum. Es muy interesante su historia y también su visita, se aprende mucho de este oficio que para mí tiene un poco de arte.

 

Valladolid

Aún nos quedaba unas horas para terminar nuestro viaje y aprovechamos para visitar el casco histórico de Valladolid.

Entre otros lugares históricos la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción es uno de los edificios más emblemáticos de Valladolid, a pesar de que nunca llegó a completarse. La única torre que conserva, pues la otra, gravemente dañada por el terremoto de Lisboa de 1755, terminó por derrumbarse casi cien años después, es de principios del siglo XX.

La verdad que me quedé con ganas de descubrir más sobre Valladolid por lo que ya tengo excusa para volver. 

Esta ruta ha sido posible gracias a la invitación de Viajes Marsol para conocer sus rutas guiadas en autobús por Castilla y león.

Mis opiniones están basadas en mi experiencia y mi consejo es que si quieres hacer esta ruta cómodamente con guía y autobús, es una buena opción viajar con ellos. 

 

Puntos de recarga de coches eléctricos

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.