Si hay un pueblo que no te puedes perder en tu viaje al País vasco francés, es Espelette.

Espelette es un pintoresco pueblo del interior del Pais vasco francés, conocido por sus pimientos rojos secos, «los Piment d’Espelette». Es un «souvenir» que no puedes perderte. Los hay en pequeños botecitos como especia y yo lo uso para los guisos de carnes o arroces y le da un toque que me encanta.

En todo Espelette, hay muchas pequeñas tiendas donde puedes encontrarlo, también puedes visitar los «secaderos» donde puedes descubrir como se hace para conseguir convertir los pimientos rojos en este pequeño «tesoro».

La imagen más típica de Espelette son los pimientos rojos, ensartados entre ellos colgando de las ventanas y fachadas de sus bonitas casas.

También hay pequeñas tiendas con chocolates, quesos y productos locales.

Espelette es uno de los pueblos más concurridos del País vasco francés por todo este ambiente «gastronómico», pero si paseas hasta su Iglesia vas a encontrar un ambiente muy relajado y muy bonito junto al río.

La Iglesia de San esteban, es muy robusta porque fue construida también como fortaleza. Aunque su exterior es muy austero, en el interior hay un bonito altar barroco y una hermosa galería de madera en todo su entorno.

Cómo curiosidad comentarte que la persona más famosa que yace en el cementerio que se encuentra justo al lado de la Iglesia es Agnès Souret, la primera Miss Francia de la historia (1920) en un bonito mausoleo Art decó.

Espelette y la fiesta del pimiento

Los orígenes del Pimiento de Espelette se remontan a 1650, cuando un marinero vasco que había estado navegando con Cristóbal Colón trajo algunos pimientos al País Vasco. Al principio se utilizaban con fines medicinales después para conservar carne y jamón y hoy en día se usan muchísimo en la gastronomía de la región.

Tienen denominación de origen he incluso se celebra el Festival del Pimiento de Espelette donde no solamente es posible probar y comprar pimientos, sino que también hay exhibiciones de baile, conciertos de música tradicional, desfiles y competiciones de deporte vasco.

Otro de los lugares de Espelette es el Castillo de los Varones de Espelette hoy en día es el edificio del Ayuntamiento, de la oficina de turismo e incluso en la tercera planta puedes ver una exposición sobre su «Tesoro culinario»

Espelette es uno de los pueblos del interior del Pais Vasco francés más interesante y más bonito. En el otoño cuando los balcones y ventanas están llenos de pimientos enlazados entre sí secándose al sol es una imagen muy curiosa que bien merece una visita.

Dónde alojarte 

 

Si ya te he convencido para pasar unos días en Espelette o quieres conocer la fiesta del pimiento, tienes una interesante oferta de alojamientos en casas tradicionales. Puedes ver sus ofertas en este ENLACE

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.