Seleccionar página

A veces cuando se habla del calor que hace en verano en Andalucía, solemos oír comentar que los andaluces estamos acostumbrados a la canícula. Nada más lejos de la realidad, a los 45º a la sombra es imposible acostumbrarse aunque seas andaluz de pura sepa, pero sí es cierto que tradicionalmente existen algunos truquillos que nos ayudan a sobrellevar el calor en Andalucía o a sobrellevarla, (a “la caló”, como llamamos por aquí a las altas temperaturas.)

botijo
Imagen: La crónica verde

El botijo es un recipiente de cerámica poroso,que tradicionalmente no faltaba en las casas, actualmente quizás se esté perdiendo la costumbre y se ha cambiado manteniendo agua fría en el frigorífico para refrescarnos, algo totalmente insano y que a veces es muy desagradable cuando incluso duelen las sienes al beber por su extrema frialdad.

El botijo o búcaro, mantiene el agua en  su frescor ideal.Cuando se estrena uno nuevo debe llenarse durante varios días con una copa de anís o aguardiente para quitar el sabor a barro. Hecho esto ya estará perfecto para su función. También tiene su ciencia saber beber en botijo.

¿Y porqué enfría un botijo?

La base de este ingenio de debe a la evaporación. Al ser de material poroso y hacer más calor en su exterior, el agua “transpira” consiguiendo enfriar el contenido. Todo un fenómeno físico estudiado.

2.El gazpacho y los higos chumbos

ingredientes-del-gazpacho-andaluz
higos chumbos

El gazpacho es una sopa fría, que puedes tomar a cualquier hora del día y que por su composición es altamente refrescante y vitalizante, además tiene muchos beneficios para la salud.

El higo chumbo es el fruto pulposo de las chumberas. Esta planta crece de manera salvaje en Andalucía, es frecuente ver en las noches de verano venta ambulante de esta fruta de difícil acceso,ya que su piel está cubierta de diminutas púas que se clavan fácilmente, por lo que esta profesión tiene sus dificultades. Una vez pelados se convierten en un refrescante placer que nos aporta pocas calorías y bastantes antioxidantes naturales.

3. El abanico

Este sensual instrumento de lenguaje amoroso en otros tiempos no falta en los bolsos de las señoras, sobre todo de cierta edad. También existe en versión masculina, menos conocida, pero igual de útil para aligerar a nuestro alrededor el aire movilizando sus moléculas a golpe de brazo y muñeca. Cuando el calor es mucho, tanto movimiento de antebrazo más que aliviar aumenta la temperatura corporal, pero su efecto placebo no falla.

En Sevilla puedes comprar algunos maravillosos en Juan Foronda

4. Salir a la fresca

salir a la fresca

En pleno verano normalmente en las horas centrales del día no se sale de casa a no ser estrictamente necesario, pero en cuando empieza a anochecer no solo se llenan las terrazas y veladores.

No tanto en las ciudades, pero en nuestros pueblos sigue existiendo la costumbre de “Salir a la fresca”, que no es otra cosa que disfrutar de la tertulia entre los vecinos sacando las sillas a las puertas de las casas, momento de compartir los comentarios, cotilleos o simplemente pasar el rato más “frescos” que en el interior de las casas y en compañía.

5. Los cines de verano

Imagen: agendadeisa.com/

Otra de las opciones para las noches de verano es disfrutar de una buena película, normalmente de los clásicos, al aire libre en alguno de los cines de verano de nuestras ciudades o pueblos. Algunos disfrutando de una rica cena, normalmente pescaito frito y en su versión aún mas veraniega, en la propia arena de playa donde debes llevar tu propio asiento.

En definitiva aunque es difícil acostumbrarse a estas altas temperaturas ya la propia construcción de nuestros pueblos, con calles estrechas para aprovechar la sombra,  paredes encaladas para reflejar el calor y el sol, patios inundados de flores y fuentes, calles entoldadas, o incluso los “microclimas” de algunas terrazas y veladores, hacen nuestro verano más llevadero.

¿Y tú tienes algún truquillo más?

(Visited 6 times, 1 visits today)
Si te gustó, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Suscríbete a Mi ruta

Suscríbete a Mi ruta

Cada semana recibirás un correo con mi último artículo

Gracias por formar parte de Mi ruta