Doña Mencía, con ese nombre tenía mucha curiosidad en saber si de verdad en su historia existió esa “Doña Mencía” en este bonito pueblo de la Subbética y estaba en lo cierto.

Este es un proyecto realizado junto a

Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía.

Doña Mencía debe su nombre a Doña Mencía López de Haro, una noble vizcaína con una azarosa vida que la llevó hasta ser reina consorte de Portugal por su matrimonio con Sancho II de Portugal y vendida, junto a la Villa donada por Baena dándose por fundada la Villa de Doña Mencía en el siglo XIII.

Fue más tarde cuando las gentes y costumbres de Doña Mencía cautivaron al escritor Don Juan Valera, hasta el punto de llevarlas a sus novelas “Juanita la larga” y ”Las tentaciones del Doctor Faustino”. (No se ahora, pero en mis días de colegio una de las novelas que leímos fue “Juanita la Larga”)

Sus calles estrechas y encaladas eran el escenario perfecto para sus historias, tanto es así que sus textos han permitido crear las “Rutas Valerianas”

Qué ver en Doña Mencía (3)

Uno de los lugares más interesantes de Doña Mencía es el conjunto arqueológico del Castillo, formado por el molino de aceite de los Duques de Sessa, el pósito municipal y el propio Castillo. Sus restos datan de la época neolítica y romana y desde la Torre del Homenaje hay unas vistas muy bonitas de todo este conjunto y al Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

Justo en este lugar hay un rincón muy bonito lleno de macetas y plantas, como en todos los pueblos cordobeses.

Pero uno de mis rincones preferidos de Doña Mencía, se encuentra rodeando la muralla del castillo, la Iglesia Vieja.

Qué ver en Doña Mencía (4)

La Iglesia Vieja de Doña Mencía

Qué ver en Doña Mencía (1)

Los restos de esta Iglesia que formaba parte del antiguo convento de los Dominicos empezó a construirse en 1420. De estilo barroco, quedó destruida en un incendio ocurrido en 1932, actualmente se conserva parte de su portada y la hornacina anexa al campanario, en el que se puede ver el tallado en piedra de un Cristo crucificado. En la actualidad se utiliza como auditorio al aire libre.


Este artículo pertenece a mi viaje Ruta por la Subbética de Cordoba en coche eléctrico, un proyecto realizado para la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía.

Todas mis opiniones son independientes y basadas en mi experiencia.

Comparte este artículo

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.