Seleccionar página

En nuestro viaje por las cinco ciudades más bonitas de Centroeuropa, incluimos algunas visitas que no nos podíamos perder en el camino, una de estas visitas fue a las Minas de sal de Wieliczka.

Muy cerquita de Cracovia, escasamente unos 17 kilómetros, las Minas de sal de Wieliczka son una de las visitas imprescindibles si recorres la zona. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978 son verdaderamente sorprendentes. Después de bajar 64 metros llegarás al Pozo Danilowicza, el inicio de la ruta turística.

¡Bajámos a la catedral subterránea de Polonia!

Como llegar a las Minas de sal de Wieliczka

las minas de sal de Wieliczka (1)

Sin duda la vida no sería fácil en el siglo XIII cuando comenzaron a explotarse estas minas, convirtiéndose en unas de las más antiguas del mundo.

Quizás no seamos muy conscientes de la importancia, pero en esos tiempos la sal tenia tanta importancia como puede tener hoy en día el petróleo, marcó el desarrollo de la economía, se usaba como moneda, incluso fue la causante de guerras.

En nuestro caso llegamos en nuestro coche de alquiler, es bastante sencillo desde Cracovia, y es fácil aparcar en las instalaciones.

A pesar de ser temporada alta en Julio, hicimos la visita por la tarde y no encontramos grandes problemas, aunque os aconsejamos que llevéis compradas las entradas por internet. Puedes hacer dos tipos de recorridos; el recorrido turístico, que es el que nosotros hicimos o el itinerario minero.

Si no estás acostumbrado la forma más fácil de visitar las Minas de Wieliczka y evitar las colas es contratar el tour en esta web y te ahorras lios.

las minas de sal de Wieliczka (6)
las minas de sal de Wieliczka (6)

En el recorrido turístico, nos esperaban casi tres kilómetros de galerías tortuosas, unos 800 peldaños por bajar para llegar a la profundidad de 135 metros bajo tierra. Mientras bajábamos las empinadas escaleras de madera, no dejábamos de pensar temerosos en la subida…pero te aseguro que no hay problema, más tarde te contaré porque 😉

las minas de sal de Wieliczka (6)

Una vez que llegas al pozo Danilowicza, un guía te irá contando la historia y anécdotas de esta mina mientras seguimos descendiendo hacia las entrañas de la tierra.

A lo largo del recorrido nos encontramos con preciosas cámaras excavadas en sal, increíbles lagos subterráneos, imponentes construcciones de madera y espectaculares esculturas.

A medida que vas descendiendo te vas dando cuenta que la vida en la mina la fue convirtiendo en una verdadera ciudad subterránea.

las minas de sal de Wieliczka (6)

Pasarás de comprender la dureza del trabajo de los mineros viendo sus rudimentarias herramientas a entender también el porqué de aquellas preciosas construcciones en la propia sal, convirtiendo su oficio en una preciosa cárcel…de sal.

En un alto en el camino podrás admirar en uno de los lagos un espectáculo de luz y sonido con una pieza musical de Fryderyk Chopin, sorprendente la amplitud de las cavidades y espacios.

las minas de sal de Wieliczka (6)

Pero si hay un momento sorprendente en la visita es cuando a mitad del recorrido y después de descender por unas escaleras, nos encontramos inmersos en la maravillosa capilla dedicada a la Santa Kinga.

Según la leyenda, un día Santa Kinga tiró su anillo de compromiso en la mina Maramuresz y de forma “mágica”, tanto los yacimientos de sal como el propio anillo se trasladaron a Wieliczka, y éste fue hallado en el primer bloque de sal que se extrajo de la mina.

las minas de sal de Wieliczka (6)

Leyendas a parte la espectacular capilla cubierta de relieves y esculturas en sus paredes y bellas lámparas de araña que penden del techo ¡Todo realizado en sal! es un momento increíble en la visita.

Te sorprenderá el relieve de la última cena de Da Vinci, la escultura de Juan Pablo II, el altar, el púlpito…

Trabajar en la mina era su forma de vida y su “lugar para vivir” algo que se desprende del amor con el que están realizadas las esculturas, las propias minas de sal, sus pasadizos, las estructuras que soportan las paredes y techos, sus salas, sus capillas… A lo largo del camino te encuentras con pequeñas capillas que los mineros utilizaban para sus oraciones, como la Capilla de San Antonio en la que se celebró la primera misa en 1649. De hecho, esta capilla se considera el templo subterráneo más antiguo conservado hasta la fecha.

las minas de sal de Wieliczka (6)
las minas de sal de Wieliczka (6)
las minas de sal de Wieliczka (6)

En la mina no solo vivían los mineros, como anécdota hasta 2003 vivieron algunos caballos que ayudaban en las tareas y que curiosamente alargaban su vida en el ambiente salado del interior de la mina.

A lo largo del recorrido se siguen sucediendo túneles escavados y apuntalados con espectaculares ingenios de madera; estancias de distintos tamaños, destacando una sala inmensa, la cámara Michalowice con una estructura de vigas de madera impresionante y en la que además colgaba una lámpara de araña aún más impresionante que la de la Capilla de Santa Kinga.

las minas de sal de Wieliczka (6)
las minas de sal de Wieliczka (6)

También existe un recorrido para más aventureros llamado: Itinerario minero, donde disfrutaras de la compañía de un experto que te acompañará como un verdadero novato en tu aprendizaje en la mina, con tu casco y herramientas como un verdadero minero, ideal para ir con niños.

las minas de sal de Wieliczka (6)
las minas de sal de Wieliczka (6)

Puedes terminar el recorrido en la tienda y ¡subir los 800 peldaños que bajamos…NOOO, es broma!

Como final de la visita también resulta muy interesante la forma de salir a la superficie, “a bordo” de uno de los ascensores mineros, pequeñas jaulas metálicas muy curiosas.

Cápsula Responsable

 Cierta parte del itinerario está adaptada para sillas de ruedas. Es conveniente reservar este tipo de visita

Booking.com
(Visited 270 times, 1 visits today)
Si te gustó, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Suscríbete a Mi ruta

Suscríbete a Mi ruta

Cada semana recibirás un correo con mi último artículo

Gracias por formar parte de Mi ruta