Seguramente habrás leído mucho sobre Madrid, incluso a lo mejor, es una ciudad que conoces, pero hoy vamos a visitarla con otros ojos. Vamos a dejarnos llevar por la fantasía.

Viajo sola, pero tengo mucha imaginación ¿Me acompañas?

Quizás tu idea del romanticismo son las flores y los bombones. pero cuando hablamos de Romanticismo podemos hacerlo desde distintos puntos de vista, como movimiento literario de principios del siglo XIX o como concepción de vida. Y ambas tienen mucho en común.

jardin botanico

Para iniciar este paseo por Madrid,mi consejo es hospedarnos en la zona del Paseo del Prado, aquí puedes encontrar hoteles muy bonitos, incluso muy cercano el maravilloso Hotel Rizt.

Debe ser muy romántico despertar en el Hotel Ritz (yo aún no he tenido esa suerte), pero si el presupuesto no llega, tenemos una opción a buen precio y bastante aceptable: El Hotel Mora, en pleno Paseo del Prado.

hotel mora
Comienzo nuestro paseo en el Real Jardín Botánico. 

El Real Jardín Botánico se fundó hace más de 250 años,y fue fruto entre otras cosas,del interés del romanticismo por la naturaleza.

Se nutrió en el siglo XIX de las expediciones científicas auspiciadas por la Corona que tenían como uno de sus objetivo incrementar el conocimiento del mundo natural. Paseo sola y aún me parece oír el roce de las sedas de los vestidos y los meriñaques escondiéndose detrás de los rododendros esperando un beso furtivo.

El Jardín botánico es un lugar donde disfrutar de la naturaleza y la calma en pleno centro de Madrid, y que guarda bonitas sorpresas, como la aromática rosaleda,los árboles centenarios, la colección de bonsais, los invernaderos…

jardin botanico
jardin botanico
jardin botanico
¿Que te parece si nos tomamos un café?

Bajamos paseando por Paseo del prado y Paseo de Recoletos.

El Paseo de recoletos es uno de los lugares más bonitos de Madrid para pasear en cualquier época del año, en los comienzos del siglo XX, lo llamaban los“jardinillos” de Recoletos, eran uno de los lugares más concurridos de Madrid, sobre todo en verano, donde los madrileños paseaban y se reunían en busca de frescor y tertulia.

Ya existía entonces el lugar hacia donde nos dirigimos: El Café Gijón

¿Me das la mano?

paseo de recoletos

Un café en el Café Gijón es compartir el espacio donde insignes escritores, poetas e intelectuales de la época descansaban sus cuadernos de notas sobre mesas de mármol. Mesas que habrán oído mil historias y sueños de artistas y creadores.

Fundado en la primavera de 1888, el local estaba dividido en dos partes. En uno de los lados se servía el café a los clientes que llegaban en carruajes hasta la puerta, en el otro lado estaban las cocheras. El Café de Gijón llegaría a ser una institución, uno de los Cafés más prestigiosos del mundo, incidiendo en la vida sociocultural del país.

café gijon
café gijon
café gijon

No nos espera ningún carruaje, pero podemos aprovechar para seguir paseando, desandamos un poco nuestros pasos y subimos por la calle Huertas y nos encontramos a cada paso lugares que nos recuerdan la época. Comercios centenarios que surgieron hace más de un siglo donde sus mostradores y escaparates aún guardan aquel sabor antiguo y el gusto por las cosas bonitas.

comercios centenarios
comercios centenarios
comercios centenarios

Atravesaremos el viejo Madrid,de Plaza Mayor a Puerta del Sol,como  en el curso de su historia, pasando desde el centro de la Corte y Villa hasta llegar a ser el centro del barrio histórico, dejando la cesión de su protagonismo de Plaza Mayor a Puerta del Sol en el siglo XIX y posteriormente a la Gran Vía.

plaza mayor
plaza mayor
¿Te apetece conocer más del romanticismo en Madrid?

Nuestro paseo por el casco histórico de Madrid se toma un descanso para visitar el Museo del Románticismo, un palacete que recrea la vida cotidiana y las costumbres de la alta burguesía durante esta época. El arte, la historia, la vida cotidiana, la pintura,el mobiliario, la fotografía, los ropajes, las artes decorativas…Un agradable recorrido por esta colección que nos transporta a otras épocas.

¿Quieres verlo?

museo romantico

Se acerca la hora del almuerzo. ¿Te apetece compartir una mesa en algún rincón tranquilo en cualquiera de las tabernas de la Cava Baja, la calle más tabernera de la ciudad?

Esta calle, por su cercanía a los mercados de San Miguel y de La Cebada,  fue entre los siglos XV y XIX punto de llegada de arrieros y carreteros  que buscaban colocar sus mercancías en los diferentes puestos. Para estos comerciantes, surgieron posadas y ventas en las que descansar una vez terminadas sus tareas.

cava baja

Alargamos la sobremesa, es divertido observar el ir y venir de los camareros y comensales mientras apuramos el postre o ¿quizás…?

¿O quizás prefieres no tomar postre y degustar una típica merienda en la Chocolatería San Ginés?, otro establecimiento centenario que desde 1894 en sus castizas mesas podemos disfrutar de los churros con la técnica tradicional llamada “a hombro” y un rico chocolate caliente, imprescindible si este paseo lo hacemos en invierno.

chocolateria san gines

Se acerca el atardecer volvemos hacia Paseo del prado por la Carrera de San Jerónimo y nos esperan los Jardines del Buen Retiro.

En 1868 los jardines reales abren  sus puertas  a todos los ciudadanos. Posteriormente se  colocaron fuentes y  se edificaron el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez. En el Palacio de Cristal imagino bailes de la época alumbrados por la luz de la luna. El edificio está rodeado de Castaños de indias de envergadura considerable que aumenta esa atmósfera de romanticismo de principios de siglo.

Continuamos nuestro paseo hasta el estanque, donde el ambiente se torna aún más romántico, paseos en barcas y coquetos quioscos  donde escuchar el antiguo acordeón y el organillo de los músicos callejeros.

palacio de cristal
palacio de cristal
parque del retiro

Podemos conocer más sobre el Madrid de finales del siglo XIX en la novela que Pío Baroja sitúa en este enclave. Fue escrita en 1933, recibiendo el nombre de Los Jardines del Buen Retiro.”

Se acerca la hora de la cena, un lugar pintoresco y cercano a nuestro hotel, el Restaurante El Diario de Huertas, con una decoración de la época que por sí sola bien merece una visita. Puedes encontrar una gran variedad de tapas o un amplio menú.

Restaurante el diario de huertas madrid
Restaurante el diario de huertas madrid

Mi ruta termina aquí, el resto lo dejo a  tu imaginación…

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.