El descubrimiento de América no solo transformó la geografía mundial, sino que también tuvo un impacto inmenso en la cultura, la economía y la interconexión global. Nuevos intercambios de conocimientos, alimentos, y culturas marcaron el inicio de una era de exploración y expansión que moldeó la historia moderna. En esta Ruta por los lugares colombinos caminarás por los lugares históricos que fueron importantes para el descubrimiemto del Nuevo Mundo.

Este es un proyecto realizado junto a

Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía.

Ruta por los lugares colombinos

El Monasterio de La Rábida: Cuna de la Expedición Colón

Monasterio de la Rábida_2

El Monasterio de La Rábida, es un tesoro arquitectónico del siglo XV que desempeñó un papel crucial en la planificación del viaje de Colón. Los frailes franciscanos jugaron un papel clave al proporcionar apoyo intelectual y espiritual a Colón en su visión audaz. La conexión entre Colón y el monasterio fue vital para la expedición que cambiaría el mundo.

Se encuentra rodeado de unos agradables jardines donde vas a encontrar azulejos y esculturas referidas al descubrimiento del Nuevo mundo. El monasterio es austero, pero muy bonito, construido en estilo mudéjar.

Monasterio de la Rábida_3

En la visita puedes conocer la iglesia, el claustro y otros espacios, todos ellos cargados de significado histórico. Los detalles arquitectónicos, las obras de arte y los objetos de la época te llevan al momento y es emocionante imaginar que importante fue este lugar por las circunstancias que rodearon el viaje de Colón.

Muy cerquita del Monasterio de la Rábida se encuentra el Muelle de las Carabelas.

El Muelle de las Carabelas

Muelle de las carabelas

El Muelle de las Carabelas es una ventana al pasado marítimo de España. En el Muelle de las Carabelas vas a encontrar replicas exactas de las tres embarcaciones de Colón: la Santa María, la Pinta y la Niña.

Además de estas réplicas de las Carabelas, vas a encontrar la recreación de los puertos de cargas y descarga y la vida en el nuevo mundo, además de un pequeño museo. Todos los años alrededor de la conmemoración del descubrimiento de América, se desarrollan actividades pensadas para las familias.

icono excursionSi te apetece conocer con profundidad como se desarollo el descubrimiento de América puedes reservar un tour guiado por el Muelle de las carabelas y el Monasterio de la rábida.

Mi siguiente visita en esta Ruta por los lugares colombinos en coche eléctrico fue a Palos de la Frontera

Palos de la Frontera: Punto de partida hacia un Nuevo mundo

Ruta por los lugares colombinos_Palos de la Frontera (1)

La ciudad de Palos de la Frontera fue el punto de partida de la expedición de Colón en su viaje.

Palos de la Frontera ha conservado su encanto histórico, es emocionante pensar que por sus calles caminaron Colón y sus tripulantes antes de zarpar hacia lo desconocido. Fue desde su antíguo puerto donde las tres carabelas iniciaron su viaje (Actualmente se está excavando este antiguo puerto para recuperar su importancia histórica)

Uno de los edificios más bonitos de Palos de la Frontera es su ayuntamiento, en su fachada tiene elementos cerámicos referentes al descubrimiento.

Ayuntamiento de Puerto de Palos

Uno de los lugares que visitar en Palos de la Frontera, es la Casa Museo Martín Alonso Pinzón

La Casa Museo Martín Alonso Pinzón rinde homenaje al navegante que desempeñó un papel crucial en el viaje colombino. Esta residencia, que data del siglo XV, ha sido restaurada para reflejar la vida y los tiempos de Alonso Pinzón, capitán de la Pinta, uno de los barcos que acompañó a Colón en su épica travesía.

Moguer: Cuna de Poetas y Descubridores

Ruta por los lugares colombinos_Moguer (2)

Moguer, es una ciudad que fusiona historia, literatura y descubrimiento. Su centro histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, alberga edificios de estilo mudéjar y gótico, incluyendo la iglesia de Nuestra Señora de Granada y el Convento de San Francisco.

El Monasterio de Santa Clara en Moguer, también conocido como el Monasterio de las Clarisas, desempeñó un papel importante en el contexto del descubrimiento de América, especialmente en relación con la figura de Cristóbal Colón.

Ruta por los lugares colombinos_Moguer (1)

Colón, un navegante genovés al servicio de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, llegó a Moguer buscando apoyo para su proyecto de llegar a Asia navegando hacia el oeste. La conexión entre Colón y Moguer se fortaleció a través de dos figuras prominentes de la ciudad: los hermanos Pinzón, Martín Alonso y Vicente Yáñez, quienes eran marineros experimentados y comerciantes.

En 1491, Colón se alojó en el Monasterio de Santa Clara mientras negociaba con los Pinzón y otras figuras locales. Las monjas clarisas del monasterio también desempeñaron un papel importante al proporcionar hospitalidad y apoyo a Colón durante su estancia en Moguer.

Finalmente, en 1492, Colón partió del puerto de Palos de la Frontera, cercano a Moguer, en su histórico viaje que llevaría al descubrimiento de América. Los hermanos Pinzón, que habían contribuido con barcos y tripulación, jugaron un papel crucial en la expedición.

En la actualidad, el monasterio sigue siendo un lugar histórico que recuerda la conexión de Moguer con el inicio de la era de los descubrimientos. Se encuentra en una bonita plaza donde hay un monumento alusivo a esta hazaña.

Pero Moguer tambien tiene la suerte de ser lugar de nacimiento de Juan Ramón Jiménez el reconocido poeta español.

Museos de Moguer de la frontera

Zenobia Camprubí, una intelectual y escritora española, nació en Barcelona en 1887 mantenía una relación con el poeta. Su familia tenía una finca en Moguer llamada “La Rabia”. En el contexto de la relación amorosa entre Juan Ramón Jiménez y Zenobia, Moguer se convirtió en un lugar significativo para ambos. La finca de La Rabia sirvió como un espacio donde la pareja pasaba tiempo juntos y encontraba inspiración para su obra.

La relación entre Juan Ramón Jiménez y Zenobia culminó en matrimonio en 1916. Juntos, vivieron en distintos lugares, incluyendo España y América Latina, pero siempre mantuvieron un fuerte lazo con Moguer. En La Rabia, Juan Ramón Jiménez escribió algunas de sus obras más destacadas, y el entorno de Moguer influyó en su poesía.

El poeta también dedicó parte de su obra al paisaje y las experiencias vividas en Moguer. “Platero y yo”, una obra maestra de la literatura infantil escrita por Juan Ramón Jiménez, se inspiró en gran medida en la vida cotidiana de Moguer y en las experiencias compartidas con Zenobia en la finca de La Rabia.

Moguer de la frontera

Hoy en día, Moguer rinde homenaje a Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí. La Casa Museo Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Moguer es un lugar de interés cultural que conserva la memoria de la vida y obra de este ilustre poeta. El lugar ha sido restaurado y convertido en un museo que exhibe objetos personales, libros y documentos relacionados con la pareja y su conexión con Moguer.

Tambien por la ciudad hay distintas esculturas en plazas y jardines referente a su obra “Platero y yo”

Ruta por los lugares colombinos_Moguer (3)


Este artículo pertenece a mi viaje Ruta por la provincia de Huelva en coche eléctrico, un proyecto realizado para la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía.

Todas mis opiniones son independientes y basadas en mi experiencia.

Comparte este artículo

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.