Seleccionar página

Hoy voy a contarte mis razones para amar París:

La primera vez que visité París, fue con una beca de estudios. Era la primera vez que viajaba en avión, la primera vez que viajaba fuera de España y era la primera ciudad que siempre había soñado visitar .

Fue en el mes de Mayo, de 1992 (mi particular “mayo francés”) y aunque he vuelto muchas veces, sigue siendo mi ciudad preferida, sigue sorprendiéndome y sigo sintiéndome como en casa.

No quiero, en esta ocasion, hablaros de sus monumentos y museos,de sus jardines y gentes, solamente intento contaros mis razones para amar París.

Mis razones para amar París.

1ª Razón: Su arquitectura

La primera impresión que tienes cuando llegas a París, es la de ser una ciudad “recién estrenada”, su perfecto trazado,sus elegantes edificios,rematados en encantadoras buhardillas,donde imagino que se esconden mil y una historias de amor…

Sus avenidas arboladas, que acogen sin embargo recoletas e intimas plazas.

Tan diferentes a veces como pasar de los Campos Elíseos, y la Plaza de la Concordia, a la recoleta plaza de los pintores.

 

 2º Razón: El Sena

Casi siempre las ciudades con río me parecen más bonitas, pero en París, esto supone rizar el rizo, si nos centramos en la Île de la Cité , esa pequeña isla en el centro del río,nos encontramos desde la fantástica Catedral de Notre Damme,a la Consergierie o el mercado de las flores…Y si nos sentamos en cualquiera de sus orillas,simplemente dejando el tiempo pasar…. o nos dejamos mecer por él abordo de un Bateaux mouche.

 

 3º Razón, sus cafeterias

 

Con esas elegantes terrazas donde parisinos y visitantes, degustan su café viendo la vida pasar como en un gran anfiteatro, con sus sillas dispuestas de cara al escenario, sus antiguas librerias, sus viejos mercadillos, los bouquinistas mostrando sus tesoros en pequeñas casetas verdes de madera en las orillas del Sena.

 

 4º Razón; sus escaleras.

 

Sí sus escaleras, desde las empinadas y rematadas por bonitas farolas de Monmartre, a las amplias escalinatas del Trocadero,o las siempre animadas del Sacre Coeur, donde mañanas soleadas van derivando en tardes apacibles y noches luminosas, con una vision de ensueño de tejados, luces y Torre Eiffel, mientras disfrutas de la música callejera…

 

 5ª Razón: Su música

Sí, su música...ah?. . Pero vosotros no la escuchais? Yo en cuanto me adentro en sus calles y plazas,resuenan en mis oidos el soniquete del acordeón, y la concertina, de viejos organillos desgranando antiguas canciones. Es subir sus escaleras y tararear sin darme cuenta “la Vie en Rose”, es pasear por sus puentes al ritmo de “Padam,padam”, es subir a la Torre Eiffel ver dibujadas en el cielo las notas de “Sous le ciel de Paris”, es tomar un café en la plaza de los Pintores y  ver  en los trazos de sus pinceles “La Bohemme”

Si tú no escuchas esta música, para mí, es que no has entendido esta ciudad…corre , aún estas a tiempo, vuelve , porque “Siempre nos quedará París”

Si te han entrado unas ganas inmensas de visitar París,y no queréis complicaros, aquí podréis reservar tour muy románticos en español.

(Visited 15 times, 1 visits today)
Si te gustó, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Suscríbete a Mi ruta

Suscríbete a Mi ruta

Cada semana recibirás un correo con mi último artículo

Gracias por formar parte de Mi ruta