Una cosa es aprender la teoría de un idioma y estudiar vocabulario de un libro de texto en casa, pero es algo completamente diferente estudiar un idioma en el extranjero y necesitar todos los días de él.
Con los dos métodos puedes aprender, pero sin duda, solo uno de ellos ha demostrado que aumenta tu aprendizaje de idiomas, y es saliendo de casa.

Estarás totalmente inmerso en el idioma

Estarás obligado a practicar, literalmente, no hay forma de evitar el idioma que estás tratando de aprender. Desde hablar con tu familia anfitriona y ver programas de televisión locales, hasta pedir comida en restaurantes e incluso leer la publicidad en la ciudad, cada interacción con la cultura local añadirá nuevas palabras a tu vocabulario y profundizará tu comprensión del idioma.

Ganarás en experiencia vital

Estudiar un curso de idiomas en el extranjero a través de empresas especializadas como CLS Idiomas es una experiencia como ninguna otra; tu confianza e independencia aumentarán, así como tu cultura.
No solo tendrás una experiencia inolvidable, sino que también desarrollarás habilidades de vida y lenguaje para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial, tanto personal como profesionalmente.

Tendrás que usar tus nuevas habilidades diariamente

La práctica hace la perfección y, cuando vives en el extranjero, no hay forma de evitar poner en práctica todas tus nuevas habilidades lingüísticas todos los días. Pero esta es la mejor parte: no parece práctica.

Cuando todos los que te rodean estén conversando en su lengua materna, te involucrarás y mantendrás el ritmo en poco tiempo. Pedir direcciones, ver una película en el cine o consultar las noticias locales: todo cuenta como una práctica diaria sin esfuerzo.

Harás un montón de nuevos amigos

Porque nada hace «amigos para toda la vida» como encontrar a otras personas que se acaban de mudar a kilómetros de casa y que también necesitan nuevos amigos para pasar el rato.

Con los compañeros de clase internacionales, tienes garantizado un grupo diverso e interesante de personas para aprender y reír, y hay una cosa que definitivamente tendrás en común: ¡tu nuevo idioma!

Además, no te olvides de conectarte con los lugareños; hablar con personas en su lengua materna es una de las mejores maneras de agudizar tu oído, cimentar tu comprensión del idioma y tener una visión interna de la cultura.

Se trata de la «experiencia de vida»

El estudiar un idioma en el extranjero, no solo estás aprendiendo un idioma, estás aprendiendo cómo sobrevivir en una cultura completamente nueva. Donde quiera que vayas, la vida local será diferente a la de tu hogar.
Desde como saludar hasta ir al supermercado, hacer amigos y hasta viajar en el autobús.

Vivir en el extranjero es emocionante y desafiante.  Al superar estos desafíos cotidianos, podrás manejar cualquier otra cosa que la vida te depare.

Es algo muy positivo para tu curriculum

En primer lugar, conocer idiomas es muy importante en la búsqueda de empleo, y muy valorado por las empresas: muestra que puedes concentrarte y tienes la capacidad de comunicarte en varios idiomas. Pero, además si lo estudiaste en el extranjero dice mucho de ti y de tu capacidad de aceptar nuevos desafíos y vivir independientemente fuera de casa.

Solo piensa en todos los viajes

Estudiar un idioma en el extranjero puede (casi) considerarse como unas vacaciones. Claro, tienes que ir a clase y estudiar, pero también puedes pasar tu tiempo con nuevos amigos explorando una ciudad completamente nueva. Puedes aprovechar para hacer turismo en tus ratos libres y mientras seguirás aprendiendo.

Aprenderás coloquialismos y frases realmente útiles.

Los libros de texto y las clases no te mantendrán al día con la jerga, ni las palabras coloquiales que se usan en el día a día.

La mejor manera de ser completamente entendido socialmente en otro idioma es vivirlo.

Es una oportunidad para adquirir nuevas aficiones

Elije un destino de estudio en el extranjero que ofrezca un entorno diferente al de tu ciudad natal, y aprovecha cada oportunidad que tengas para probar cosas nuevas. Si siempre has querido bucear, puedes elegir destinos como Malta o al explorar los bosques en Canadá puedes descubrir el amor por el senderismo…

Disfrutarás de una gastronomía distinta

Porque la comida es, por supuesto, siempre una parte importante de cada viaje. Cada país tiene su propia cultura y cocina individual, y cada lugar tiene sus propios platos regionales de autor. 

 

 

Puedo asegurarte, por mi propia experiencia personal, cuando estuve haciendo un curso de Inglés en Malta el año pasado, que estudiar un idioma en el extranjero además de ser la mejor forma de aprender su lenguaje coloquial y pronunciación, es toda una aventura donde aprenderás mucho sobre el país que visites y sobre ti mismo.

 

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.