Seleccionar página

Cesky krumlov es una encantadora ciudad de la República Checa abrazada a los meandros del río Moldava que rodea la población. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992, es una pequeña joya que queda ensombrecida por la cercana y deslumbrante Praga.

Cesky krumlov

Cuando llegas a Cesky Krumlov debes dejar el coche en un aparcamiento vigilado pero bastante económico, y puedes acercarte al casco histórico a través del cinturón verde que serpentea en un agradable paseo junto al río.

Cesky krumlov

A medida que vas adentrándote en esta ciudad te parecerá retroceder siglos, o que pronto te cruzarás con los personajes del cuento.

Un cuento que comenzó en el siglo XIII cuando se construyó alrededor de su impresionante Castillo, el segundo más grande de la República Checa y uno de los más grandes de Europa.

Cesky krumlov

El Castillo de Cesky Krumlov

Un castillo inusualmente grande para el tamaño de la población, más que un castillo es una ciudad amurallada imponente. Dentro de sus murallas puedes visitar un gran jardín rococó, la Iglesia de San Vito, templo gótico del siglo XV y además de algunas estancias en el Castillo, la joya de la visita es el Teatro Barroco.

Cesky krumlov

El Teatro fue construido en 1680 por el príncipe Johann Christian I von Eggenberg y renovado posteriormente con equipamiento moderno (para su época) entre 1765 y 1766. Con su maquinaria de escenario original, es uno de los pocos ejemplos de su tipo que existen en Europa. Es usado solo tres veces al año, cuando una ópera barroca es interpretada.

Cesky krumlov
Imagen: Oficina de Turismo de República Checa

Aún nos impone más el castillo si recordamos su leyenda. En él vivía Perchta de Rosenberg, conocida como “dama de blanco”, una mujer educada y espiritual casada por obligación con un tirano. Tras años de sufrimiento, consiguió escapar con sus hijos, empezó a vestir de blanco como símbolo de viuda del esposo vivo. Tras su muerte, a causa de la peste, cuenta la leyenda que no encontró la paz y deambula por los castillos de la familia Rosenberg, realizando apariciones cuando se espera un nacimiento, cuando muere alguien de la dinastía y para avisar de un incendio. Se dice que en una de las salas del castillo aparece la dama de blanco escribiendo algo en la arena y que aquel que lo resuelva, la liberará de su maldición y ganará un tesoro. Nosotros no lo probamos la primera razón para volver a Cesky krumlov.

Cesky krumlov
Cesky krumlov

El Casco histórico

Después de visitar el Castillo que domina la ciudad, ya puedes dejarte llevar por las preciosas calles con edificios de arquitectura medieval, gótica, renacentista y barroca, que hoy en día se llenan de pequeños restaurantes y tiendas que guardan la simetría en belleza de los edificios en donde se ubican.

Cesky Krumlov
Cesky Krumlov
Cesky krumlov
Cesky krumlov

Este ambiente tan particular de Cesky Krumlov ha contribuido a que sea sede de muchas actividades culturales que han ganado renombre internacional: el Festival Internacional de Música, el Festival de Música Antigua, las exposiciones temporales en el Centro de Egon Schiele, pintor que vivió en esta localidad, Fiestas de la Rosa de Cinco Pétalos

Cesky krumlov
Cesky krumlov
Cesky krumlov
cesky krumlov

Para comer en Cesky Krumlov, puedes entrar en cualquiera de las pequeñas tabernas con terrazas sobre el río, donde por un precio bastante económico puedes disfrutar de la gastronomía de la zona, en nuestro caso, seguimos fieles al wiener schnitzel (Filete de cerdo o ternera empanado) entre otras cosas por lo difícil de leer una carta en checo. Es raro encontrar fuera de Praga las cartas de los restaurantes al menos en inglés, y mucho menos en Español.

cesky krumlov

En nuestra visita el calor apretaba y en las horas donde el sol está más alto pudimos descubrir una actividad en el propio río que seguramente hubiéramos disfrutados de haber llevado el bañador. Unas barcas hinchables con remos hacían las delicias de bañistas que se deslizaban rio abajo entre los meandros del rio salvando los saltos del mismo como si de un parque de atracciones se tratara. Realmente divertido, otra razón más para volver a Cesky Krumlov.

Cesky krumlov
Cesky krumlov

Y cuando se acerca la noche lo más típico es disfrutar de un pequeño crucero por el río en unas barcazas de madera a la luz de las antorchas.¿No te parece romántico? Decididamente tenemos que volver.

Cesky krumlov

En definitiva una visita que no debes perderte si visitas la República Checa o te encuentras en la cercana ciudad de Praga.

(Visited 90 times, 1 visits today)
Si te gustó, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Suscríbete a Mi ruta

Suscríbete a Mi ruta

Cada semana recibirás un correo con mi último artículo

Gracias por formar parte de Mi ruta