Este verano decidimos pasar unos días en un lugar tranquilo, con vistas a un puerto pesquero, donde disfrutar de playas solitarias, buena gastronomía y más fresquitos que en nuestra calurosa Sevilla. Y dónde mejor que en Galicia, pero echábamos de menos nuestras escapadas a Portugal…Encontré el sitio perfecto: la comarca del bajo Miño.
En este artículo te voy a descubrir algunos secretos de esta zona de Galicia donde el río Miño la une y la separa de Portugal. Algunas de estas localidades forman parte del Camino de Santiago Portugués.

¿Cómo llegar a la comarca del bajo Miño?

En nuestro caso fuimos en nuestro coche desde Sevilla a A guarda donde nos alojamos en un apartamento donde estuvimos como en casa gracias a la plataforma Guesttoguest.
A guarda es un lugar ideal para alojarse para hacer esta ruta, es un encantador pueblo marinero, que está muy bien comunicado y donde puedes encontrar una oferta de alojamientos muy variada si prefieres reservar un hotel o apartamento.

CONSEJO: Puedes ver la oferta de alojamientos en A Guarda AQUI.

Desde Sevilla son 7 horas y media hasta A Guarda, hicimos un alto en el camino para almorzar en Figueira do Vinho, un pueblecito muy pequeño a la altura de Coimbra donde comimos verdaderamente bien, es un lugar bonito y donde hay algunas playas fluviales.
Tambien puedes llegar a A guarda en tren, la estación más cercana es la de Vigo y desde allí autobús a A Guarda.

#MirutaGallega

Lugares para no – o sí-  perderse en la comarca del bajo Miño

A Guarda (Orilla española)

Como te decía A Guarda es un precioso pueblo marinero, donde los atardeceres en el puerto son espectaculares. La luz rojiza del ocaso se pasea sobre las barquitas de colores de los pescadores que ya llegaron a casa después de un día duro de faena en el mar.
Es precisamente en su puerto donde también puedes disfrutar de su gastronomía en los bares y restaurantes que se reparten su rinconcito en el paseo. Nos coincidió la Fiesta de Monte Santa Tecla, por lo que “nos recibió” con el sonido de las gaitas cada tarde.

También puedes disfrutar en A guarda de playas de arena fina y aguas tranquilas. Playas como las de Area Grande, Fedorento, O carreiro, o playas fluviales de extraordinaria calidad como: O muiño, A Lamiña, A Armona, O Codesal.

Pero A guarda también conserva importantes lugares de patrimonio histórico: poblada desde la antigüedad no puedes perderte subir al Monte Santa Tegra, donde además de la ermita del mismo nombre y su viacrucis, se encuentra uno de los Castros Celtas mejor conservado de toda Europa.

La citania de Santa Tegra, es un gran yacimiento arqueológico que ocupa unas 20 hectáreas de superficie, de las cuales tan solo una pequeña parte está excavada, tiene sus orígenes documentados en el s. IV a. C. Una verdadera ciudad, de entre 3000 y 5000 habitantes en la que confluyen las culturas mediterráneas y atlánticas.

Booking.com

No te pierdas esta subida al Monte Santa Trega porque es un excelente mirador natural con unas magníficas vistas hacia el estuario del Miño, Portugal, valle de O Rosal y Océano Atlántico. (Tienes explanadas de aparcamientos en las inmediaciones)

Las calles de A guarda descienden hacia el puerto, pero también guardan entre su caserío rincones tan bonitos como la Plaza del Reloj, algunos ejemplos de preciosas casas indianas e incluso bien merece una visita su bonita plaza de abastos y aprovechar para comprar productos frescos del mar.

Cápsula Responsable

Solo poner una pega a la Oficina de Turismo de  A Guarda, intentamos visitar el Museo del Mar ubicado en una fortificación en el muelle y estaba cerrado a pesar del horario expuesto en la puerta y el Centro de Interpretación del Castillo de Santa Cruz dedicado a las fortalezas transfronterizas del siglo XVII, pudimos pasear por las murallas pero también se encontraba cerrado, una pena.

Desde A guarda hicimos nuestra primera “excursión” a Portugal. Justo a la salida del pueblo dirección Tui, en una de las calles a la derecha verás una indicación para el Ferry. A guarda está unida a Portugal por un servicio de Ferry que se conecta con Caminha.

En nuestro caso cruzamos en el Ferry incluso con nuestro coche y el precio fueron 8 euros incluido el coche y los cuatro ocupantes, pero puedes cruzar como peatón en el Ferry y el precio es un euro. El Ferry te deja prácticamente en el centro de Caminha.

Caminha (Orilla portuguesa)

Caminha es un pequeño pueblo portugués con un bonito casco histórico que gira en torno a una coqueta plaza central donde almorzar o pasar la tarde tomando una “bica” (Café ) es un plan muy apetecible, y así lo hicimos.

También son bonitas sus vistas desde los miradores sobre el río y en el entorno playas algunas fluviales, con mucho encanto, como la de Das Azenhas. Sin duda una visita imprescindible.

Seixa

En la carretera portuguesa dirección Valenca do Miño desde Carminha, se encuentra Seixa, es un pequeño pueblo con una bonita iglesia en la misma travesía y algunas casas indianas preciosas.
Seguimos nuestro camino y llegamos a Vilanova de cerveira.

Vilanova de cerveira

Llegar a Vilanova de ceveira y enamorarte de sus rincones es muy fácil. Es un pueblo tranquilo donde al entrar ya tienes fácil aparcamiento, sigue paseando y llegarás a una bonita plaza donde la vida transcurre como hace años. Vilanova tiene un bonito castillo medieval por eso cada año se celebran en Agosto unas jornadas medievales.

Nosotros llegamos en sus prepartivos, la ciudad se engalanaba de una manera muy bonita y coqueta: con coloridas creaciones en “punto de crochet” en ventanas, comercios, farolas, etc… ¿No es encantador?
Y nuestra ruta sigue hacia Valenca do Miño

Valenca do Miño

Valenca do Miño es una ciudadela amurallada donde además de la belleza de su emplazamiento y sus calles hay otro divertimento: rebuscar y curiosear entre porcelana, toallas, joyas de filigrana portuguesas o vinos en cualquiera de las cientos de pequeñas tiendas que pueblan sus calles.

Así es este pequeño enclave fronterizo edificado en un monte a principios del siglo XIII, con dos torres y doble muralla que la convierten en la fortaleza más sobresaliente del alto Miño, en el que la historia y el comercio conviven sin prejuicios.

Es muy agradable pasear por sus calles, asomarte a sus murallas y disfrutar de la gastronomía portuguesa a muy buen precio. (Me encanta el Bacalao)
Y por su puesto no dejes de disfrutar de las maravillosas vistas del río Miño desde los miradores y murallas.
Desde Valenca do Miño puedes cruzar el puente internacional sobre el Miño y visitar Tui, ya en la orilla española

Tui (Orilla española)

A Tui puedes llegar desde A Guarda, o incluso desde la otra orilla, la portuguesa cruzando el puente internacional.
Tui, fue una de las siete capitales del Antiguo Reino de Galicia, conjunto histórico artístico desde 1967 su encanto e importancia son indudables.
Pasear por sus calles de trazado medieval tiene un encanto que se respira en cada una de sus “rúas”, callejas y pasadizos.

Su visita imprescindible es la Catedral de Santa Maria, contruida en el románico y rematada en un gótico espectacular. Para visitarla es necesario pagar una entrada de unos 10 euros, su claustro bien merece la pena.
Alrededor de la catedral se encuentran las calles mas bonitas, como algunas de origen medieval adoquinadas y con antiguos recovecos.
Y desde aqui, puedes volver a A Guarda.

Estas fueron algunas de las visitas que hicimos en la ruta de este verano #MirutaGallega,que solo pudimos disfrutar una semana, pero te aseguro que se nos hizo muy corto, es una zona para disfrutar sin prisas y donde no te faltarán lugares interesantes para descubrir.

En breve te contaré algunas visitas en las Rías Bajas y en la Costa de la muerte que también merecen un largo viaje.

ORGANIZA TU VIAJE

Ofertas de vuelos AQUÍ

Reserva en los mejores hoteles AQUÍ

Reserva de tours, excursiones y actividades AQUÍ

Alquila un coche para tu viaje AQUÍ

Compra los mejores planos y guías de viajes AQUÍ

CONTRATA TU SEGURO DE VIAJES con un 10% de descuento por ser lector de Mi ruta en este enlace.

Retrasos, suspensión de vuelos, pérdidas de documentos o maletas,pequeños accidentes…NUNCA VIAJES SIN SEGURO

La primera responsabilidad es tu propia seguridad, puedes contratar un seguro de viaje por menos de lo que imaginas.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.